PDF Imprimir E-mail

Más de 150 personas, en la escuela de formación del Voluntariado de la Plataforma andaluza

 

Por vez primera, se realizó en formato on-line

Afrontar con las dificultades la acción voluntaria, cuidando la salud emocional, claves para atender las necesidades venideras

El sector pide a la Administración cuidar a las entidades que están sustentando la actual crisis social y económica

 

XII Escuela andaluza voluntariado

 

La XII edición de la Escuela Andaluza de Voluntariado ha venido marcada por la difícil situación provocada por el COVID-19 pero eso no ha sido impedimento para llevar a cabo el encuentro anual en el que personas voluntarias de todos los puntos de Andalucía comparten sus experiencias y reflexiones sobre la acción voluntaria.

 

El lema “Si tú no estás aquí… el valor del voluntariado” ha querido reflejar la importancia de la acción voluntaria en los momentos difíciles, “el voluntariado siempre ha estado dónde más se le ha necesitado”, y los meses más críticos vividos por la pandemia han sido un ejemplo más de como el voluntariado responde cuando más se le necesita.

La escuela, inaugurada por la Consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz y el Presidente de la Plataforma Andaluza de Voluntariado Armando Rotea, pretende cuidar a las personas voluntarias apostando por la formación y por crear espacios para adquirir herramientas que faciliten el día a día del voluntariado. En las dos jornadas, los asistentes han participado en talleres como “la salud emocional del voluntariado”, “la comunicación en tiempos de aislamiento”, “el impacto del cambio” y “el voluntariado en la era digital”.

La ponencia inaugural, “Voluntariado: crecer en tiempos de incertidumbre”, impartida por D. Silvio Bueno, y la reflexión final conjunta: “El voluntariado hoy”, en la que participaron Dña. Pilar Pineda y D. Juan Jiménez, pusieron en valor los retos a los que se enfrenta el voluntariado en los próximos meses, ofreciendo una visión positiva sobre la importancia de seguir creciendo pero conviviendo a su vez con la dificultad y necesitando trabajar conjuntamente con todas las instituciones para responder mejor a las situaciones de pobreza y exclusión que son ya una realidad en Andalucía.